Pueden ser varias las razones por las que necesitamos dar de baja un vehículo. A veces es porque lo vamos a sustituir por uno nuevo y ese coche no está en óptimas condiciones como para ofrecerlo a otro comprador.

Otras por que ha sufrido una avería cuyo coste de reparación es muy superior al valor del vehículo.

Otras veces el vehículo puede haber sido declarado siniestro total porque se haya visto involucrado en un accidente o tenga algún desperfecto mecánico difícil de solventar.

En este y otros casos, es una buena opción entregar el coche al desguace. Se deben realizar algunos trámites que es importante conocer, y que explicamos a continuación.

La importancia de la Inspección Técnica de Vehículos para tomar la decisión si el coche va al desguace.

Es probable que puedas estar ante la situación de que tu vehículo no cumple con los parámetros legales de la Inspección Técnica de Vehículos, debido a que sea muy antiguo y que no merezca la pena repararlo.

En estos casos, si deseas dar de baja definitiva a un vehículo hay que acudir a un Centro Autorizado para Tratamiento de Vehículos, estos centros son los únicos autorizados para realizar esta gestión ante la DGT.

En Desguaces DOCU, una vez el usuario se ha puesto en contacto con nosotros para dar de baja su vehículo, registramos el vehículo en nuestro sistema de retirada y en un breve plazo de tiempo una de nuestras grúas retira el vehículo del usuario.

Posteriormente, cuando el vehículo entra en nuestras instalaciones, se emite el correspondiente Certificado de Destrucción del vehículo y se tramita su Baja definitiva de forma telemática en la DGT.

Tras un siniestro ¿El coche debe ir directamente al desguace?

Si después de un accidente el vehículo no puede circular por diferentes circunstancias relacionadas al siniestro y es declarado como siniestro total por la aseguradora el procedimiento suele ser el siguiente:

  • Traslado del vehículo. Al contar con un seguro, este se encarga de trasladar el coche para su inspección. Un coche queda inhabilitado cuando a razón del accidente sufrido haya tenido desperfectos que hagan imposible su reparación para quedar en buenas condiciones.

  • Tasación del vehículo. En el centro autorizado realizarán la revisión del coche. Allí se comprueba cómo está vehículo, además de verificar que no se le hayan extraído piezas.

Tras este proceso el coche puede darse de baja e ir al desguace. Este puede ser un proceso que se considera sencillo, pero implica un conocimiento de estos pasos a seguir para dar de baja definitiva al vehículo.

La baja de un vehículo no es revocable y el desguace cumple un tratamiento exhaustivo.

Desde hace 15 años, al hacer la evaluación de un coche y darlo de baja, ya no se puede revocar la decisión.

Por lo cual, una vez el coche es dado de baja, el desguace realiza la descontaminación de las piezas y elimina sus residuos. El dueño del coche debe entregar al centro:

  • El vehículo. Se debe entregar el coche personalmente.

  • Los datos del vehículo. Ficha con toda la información del coche.

  • Permiso de circulación. Autorización por la autoridad de transporte.

  • Fotocopia de tu DNI. Documento de identidad del propietario.

  • Solicitud de baja firmada. Debes firma dicha solicitud.

En Grupo Docu podemos ayudarte en el proceso de desguace de tu vehículo.

Ante cualquier duda sobre alguno de los procedimientos, puedes contactar con nosotros llamando al 927 275 804.

En Desguaces DOCU como centro Autorizado de Reciclaje de vehículos tenemos conexión directa con la DGT para tramitar la baja de su vehículo de forma rápida y sencilla.

Por ello, tasamos tu vehículo y ofrecemos un servicio de compra de coches siniestrados realizando la recogida de vehículos accidentados, siniestrados, inundados o averiados en toda España.

Si deseas recibir más información sobre el proceso para dar de baja a tu vehículo está a tu disposición el correo electrónico: card@grupodocu.com. También puedes rellenar el formulario de tasación de vehículos que puedes encontrar en esta web.